Buda y Sariputta: despedida final

La Doctrina de los Ancianos.
Responder
Avatar de Usuario
Ananda
Mensajes: 836
Registrado: Vie Feb 22, 2019 1:37 pm

Buda y Sariputta: despedida final

Mensaje por Ananda »

Extracto de The Life of Sariputta de Nyanaponika Thera, relato supuestamente construido a partir de textos canónicos y comentarios. Pero con independencia de las fuentes que haya manejado este Venerable, resulta emocionante imaginar el momento de la despedida entre el Buda y su principal discípulo. Traducción cortesía de Google.

Los bhikkhus pusieron en orden sus alojamientos, tomaron sus tazones y túnicas y se presentaron ante el anciano Sariputta. Él, por su parte, había ordenado su vivienda y barrido el lugar donde solía pasar el día. Luego, parado en la puerta, miró hacia atrás al lugar, pensando: "Esta es la última vez que lo veo. No habrá más regreso".

Luego, junto con los quinientos bhikkhus se acercó al Bendito, lo saludó y le dijo: "Oh Señor, que el Bendito permita, que el Exaltado consienta: ha llegado el momento de mi última muerte, he renunciado a la fuerza vital.

¡Señor del mundo, oh mayor sabio!
De la vida pronto seré liberado.
El ir y el volver no será más;
Esta es la última vez que te adoro.
Corta es la vida que ahora me queda;
Pero dentro de siete días, depositaré
este cuerpo, arrojando la carga.
¡Concédelo, oh Maestro! ¡Da permiso, Señor!
Por fin para mí ha llegado el momento de Nibbana.
Renunciado tengo ahora las ganas de vivir".

Ahora, dice el texto, si el Iluminado hubiera respondido: "Puedes tener tu última muerte", los sectarios hostiles dirían que estaba hablando en alabanza de la muerte; y si hubiera respondido: "No tengas tu última desaparición", dirían que ensalzaba la continuación de la ronda de la existencia. Por lo tanto, el Bendito no habló de ninguna manera, sino que preguntó: "¿Dónde tendrá lugar tu última desaparición?".

El Venerable Sariputta respondió: "En el país de Magadha, en el pueblo llamado Nalaka, allí en la cámara de mi nacimiento finalmente moriré".

Entonces el Bendito dijo: "Haz, Sariputta, lo que consideres oportuno. Pero ahora tus hermanos mayores y menores de la Sangha ya no tendrán la oportunidad de ver a un bhikkhu como tú. Dales una vez más un discurso sobre el Dhamma".

Luego, el gran Anciano pronunció un discurso, mostrando todo su descenso a la verdad mundana, elevándose nuevamente y descendiendo nuevamente, expuso el Dhamma directamente y en símbolos. Y cuando terminó su discurso rindió homenaje a los pies del Maestro. Abrazando sus piernas, dijo: "Para poder adorar estos pies, he cumplido las Perfecciones a lo largo de un eón y cien mil kalpas. El deseo de mi corazón se ha cumplido. De ahora en adelante no habrá más contacto o encuentro; es cortada ahora esa conexión íntima. La Ciudad de Nibbana, la que no envejece, que no muere, que es pacífica, feliz, que calma el calor y que es segura, a la que han entrado cientos de miles de Budas; yo también entraré en ella ahora.

"¡Si algún hecho o palabra mía no te agradó, oh Señor, que el Bendito me perdone! Es hora de que me vaya".

Ahora, una vez antes, el Buda había respondido a esto, cuando dijo: "No hay nada, ya sea en hechos o en palabras, por lo que deba reprocharte, Sariputta. Porque eres erudito, Sariputta, de gran sabiduría, de amplia y amplia sabiduría brillante, rápida, aguda y penetrante ".

Así que ahora respondió de la misma manera: "Te perdono, Sariputta", dijo. "Pero no hubo una sola palabra o hecho tuyo que me desagradara. Haz ahora, Sariputta, lo que creas oportuno".

De esto vemos que en esas pocas ocasiones en las que el Maestro parecía reprocharle a su Discípulo Principal, no era que estuviera disgustado con él de ninguna manera, sino que estaba señalando otro enfoque a una situación, otra forma de ver una situación o problema.

Inmediatamente después de que el maestro había dado su permiso y el Venerable Sariputta se había levantado de rendir homenaje a sus pies, la Gran Tierra gritó y con un solo gran temblor se estremeció hasta sus límites de agua. Era como si la Gran Tierra quisiera decir: "¡Aunque llevo estas cordilleras circundantes con el Monte Meru, las paredes de las montañas circundantes (cakkavala) y el Himalaya, no puedo sostener en este día una acumulación tan vasta de virtud!". Y un poderoso trueno partió los cielos, apareció una gran nube y una fuerte lluvia cayó.

Entonces el Bendito pensó: "Ahora permitiré que se marche el Mariscal de la Ley", y se levantó del asiento de la Ley, fue a su Celda Perfumada y allí se paró en la Losa de la Joya. Tres veces el Venerable Sariputta rodeó la celda, manteniéndola a su derecha, y rindió reverencia en cuatro lugares. Y este pensamiento estaba en su mente: "hace un eón y hace cien mil kalpas, cuando caí a los pies del Buda Anomadassi e hice la aspiración de verte. Esta aspiración se ha realizado, y te he visto". En el primer encuentro fue la primera vez que te vi; ahora es el último y no habrá ninguno en el futuro”. Y con las manos alzadas unidas en saludo se marchó, retrocediendo hasta que el Bendito se perdió de vista. Y una vez más la Gran Tierra, incapaz de soportarlo, tembló hasta sus límites de agua.

El Bendito luego se dirigió a los bhikkhus que lo rodeaban. "Vayan, bhikkhus", dijo. "Acompañad a vuestro hermano mayor". Al oír estas palabras, las cuatro asambleas de devotos salieron a la vez de Jeta Grove, dejando al Bendito allí solo. Los ciudadanos de Savatthi también, habiendo escuchado la noticia, salieron de la ciudad en una corriente interminable llevando incienso y flores en sus manos; y con el cabello mojado (señal de duelo), siguieron al Anciano lamentándose y llorando.

El Venerable Sariputta luego amonestó a la multitud, diciendo: "Este es un camino que nadie puede evitar", y les pidió que regresaran. Y a los monjes que lo habían acompañado, les dijo: "¡Pueden volver ahora! ¡No descuiden al Maestro!".


Imagen
Citta, éstas son simples designaciones, el mundo de las expresiones, el mundo de las formas de hablar con las cuales el Tathagata se expresa pero sin asirse a ellas. Buda, DN 9 Potthapāda Sutta.

Dao
Mensajes: 167
Registrado: Dom Jun 23, 2019 4:58 pm

Re: Buda y Sariputta: despedida final

Mensaje por Dao »

Gracias por el texto, no lo había leído antes eq341

David ceballos
Mensajes: 31
Registrado: Sab Ago 08, 2020 6:43 am

Re: Buda y Sariputta: despedida final

Mensaje por David ceballos »

Gracias Ananda , siempre me han gustado este tipo de historias pero son dificiles de encontrar
jeje ,gracias

Avatar de Usuario
Ananda
Mensajes: 836
Registrado: Vie Feb 22, 2019 1:37 pm

Re: Buda y Sariputta: despedida final

Mensaje por Ananda »

Gracias amigos ada123123

Aunque el texto no sea del todo canónico, hay dos párrafos referidos al parinibbana que resultan paradójicos, en línea con la literatura budista al respecto.
La Ciudad de Nibbana, la que no envejece, que no muere, que es pacífica, feliz, que calma el calor y que es segura, a la que han entrado cientos de miles de Budas; yo también entraré en ella ahora.
En el primer encuentro fue la primera vez que te vi; ahora es el último y no habrá ninguno en el futuro.
El primero recuerda un poco a otro texto que podemos encontrar en el apocalipsis cristiano, que también habla de una 'ciudad celestial'.

Después vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, lo mismo que el mar. Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén... Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir. Apocalipsis, 21.

En el segundo Sariputta se despide del Buda para siempre. Recordemos que el propio Buda dice en los suttas que a Él nadie volverá a verle. En fin, supongo que tendré que alcanzar el nibbana en una lejana existencia futura para comprender el verdadero alcance de estas palabras.

eq341
Citta, éstas son simples designaciones, el mundo de las expresiones, el mundo de las formas de hablar con las cuales el Tathagata se expresa pero sin asirse a ellas. Buda, DN 9 Potthapāda Sutta.

Dao
Mensajes: 167
Registrado: Dom Jun 23, 2019 4:58 pm

Re: Buda y Sariputta: despedida final

Mensaje por Dao »

Es muy interesante lo que has escrito Ananda y toca un punto donde he visto opiniones contradictorias en varias ocasiones sobre si Nibbana es un lugar específico en el universo.

Hay muchos suttas que contienen la frase "without ever returning from that world" refiriéndose a aquellos que han alcanzado el estado de Arahant y están destinados a Nibbana. Esto hace pensar que es un mundo que existe en el universo pero esto nunca es declarado.

Avatar de Usuario
Ananda
Mensajes: 836
Registrado: Vie Feb 22, 2019 1:37 pm

Re: Buda y Sariputta: despedida final

Mensaje por Ananda »

Hola Dao, abrí un hilo sobre el tema del parinibbana pero no terminé de aclararme.

En general las tradiciones religiosas describen su meta recurriendo a paradojas, en cuanto es 'inefable'. Es sabido que en ellas el sujeto religioso accede y perdura más allá de esa meta. Pero en el budismo la cuestión del ‘yo’ es puesta a un lado. Creo que es lo más inteligente, porque hablar de un ‘yo eterno’ es contradictorio. Sin embargo desde la realidad convencional parece inevitable que se plantee la cuestión del ‘yo’ que se ha liberado. Quizá por ello el Buda nos dejó estas palabritas:

Y si alguien dijera a este monje, cuya mente ha sido liberada de esta forma, ‘el Tathagata existe después de la muerte’, semejante opinión le parecería incorrecta e inapropiada. También que ‘el Tathagata no existe después de la muerte’… que ‘el Tathagata tanto existe como no existe después de la muerte’… que ‘el Tathagata ni existe ni no existe después de la muerte’, semejante opinión le parecería incorrecta e inapropiada. ¿Por qué? Porque este monje ha conocido, Ananda, el alcance de la designación y el alcance de los objetos designados, el alcance de los conceptos y el alcance de los objetos conceptualizados, el alcance de la expresión y el alcance de los objetos expresados, el alcance de la descripción y el alcance de los objetos descritos, el alcance de la compresión y el alcance de los objetos comprendidos, el alcance de este ciclo de interminables vueltas: y habiéndolo conocido directamente, ha sido liberado mediante este conocimiento especial. DN 15 Mahanidana Sutta.

ada123123
Citta, éstas son simples designaciones, el mundo de las expresiones, el mundo de las formas de hablar con las cuales el Tathagata se expresa pero sin asirse a ellas. Buda, DN 9 Potthapāda Sutta.

Responder