Florilegio theravada - Lo que el Buda enseñó

La Doctrina de los Ancianos.
Avatar de Usuario
Ananda
Mensajes: 3938
Registrado: 22 Feb 2019 13:37
Tradición: Las Cuatro Nobles Verdades
Localización: 스페인

Re: Florilegio theravada - Lo que el Buda enseñó

Mensaje por Ananda »

SN 7,3 Asurindaka Sutta

En una ocasión el Bienaventurado estaba morando en la arboleda de los bambúes, en el santuario de las ardillas, cerca de Rajagaha. Entonces, el brahmán Asurindaka Bharadvaja escuchó esto: “Se dice que aquel brahmán del clan de Bharadvaja ha renunciado a la vida hogareña para asumir el estilo de vida sin hogar bajo el asceta Gotama”. Acto seguido, enojado y disgustado, se acercó al Bienaventurado y, abusando de él, lo vilipendió con palabras duras y groseras.

Cuando terminó de hablar el Bienaventurado permaneció en silencio. Entonces el brahmán Asurindaka Bharadvaja dijo al Bienaventurado: “Estás derrotado, asceta, estás derrotado”.

[El Bienaventurado:]

“El tonto piensa que ganó la victoria
Cuando, por medio del habla, bramó con dureza;
Pero para alguien que entiende,
Resistir con paciencia es la verdadera victoria.
“Alguien que devuelve la ira con la ira
De este modo se perjudica peor a sí mismo.
No respondiendo con la ira a la ira,
Uno vence la batalla difícil de ganar.
“Uno practica por el bienestar de ambos
—El propio y el de los demás—
Cuando, sabiendo que su adversario está enojado,
Conscientemente atento, mantiene la paz.
“Cuando alcanza la cura de ambos
—La propia y la de los demás—
La gente que lo considera un tonto
No está cualificada en el Dhamma”.

Cuando se dijo esto, el brahmán Asurindaka Bharadvaja dijo al Bienaventurado: “¡Excelente, maestro Gotama! ¡Excelente, maestro Gotama! El maestro Gotama esclareció el Dhamma de diferentes maneras, como si enderezara lo que estaba torcido, revelara lo que estaba oculto, mostrara el camino a los que estaban perdidos o sostuviera una lámpara en medio de la oscuridad, de manera tal que los de buena vista pudieran ver las formas. Ahora voy por refugio al maestro Gotama, al Dhamma y al Sangha de los bhikkhus. ¿Puedo recibir el renunciamiento bajo el maestro Gotama y recibir la plena ordenación?”.

Entonces el brahmán Asurindaka Bharadvaja recibió el renunciamiento bajo el Bienaventurado y recibió la plena ordenación. Y pronto, no mucho después de su plena ordenación, morando en soledad, apartado, ardiente y resuelto, el Venerable Bharadvaja, al descubrirlo por sí mismo con el conocimiento directo, en esta presente vida entró y permaneció en aquella insuperable meta de la vida santa por la cual, correctamente, los hombres de clan renuncian a la vida hogareña y asumen el estilo de vida sin hogar. Y conoció esto directamente: “Destruido está el nacimiento, la vida santa ha sido vivida, lo que tenía que hacerse ha sido hecho y, he aquí, no hay más futuros estados de existencia”. Y el Venerable Bharadvaja llegó a ser uno de los arahants.

Imagen

ada123123
Citta, éstas son simples designaciones, el mundo de las expresiones, el mundo de las formas de hablar con las cuales el Tathagata se expresa pero sin asirse a ellas. Buda, DN 9 Potthapāda Sutta.
Avatar de Usuario
Ananda
Mensajes: 3938
Registrado: 22 Feb 2019 13:37
Tradición: Las Cuatro Nobles Verdades
Localización: 스페인

Re: Florilegio theravada - Lo que el Buda enseñó

Mensaje por Ananda »

SN 7,6 Jata Sutta

En Savatthi. Entonces el brahmán Jata Bharadvaja, Bharadvaka el Enmarañado, se acercó al Bienaventurado e intercambió con él cordiales saludos. Cuando concluyeron estas sus amables palabras de bienvenida y cordiales saludos, se sentó y se dirigió al Bienaventurado en verso:

“Soy alguien enmarañado por dentro y enmarañado por fuera,
Esta generación está enredada en una maraña.
Te preguntó, oh Gotama, ¿quién puede desenredar esta maraña?”.

[El Bienaventurado:]

“Un hombre establecido en la virtud, sabio,
Desarrollado en la mente y la visión,
Un bhikkhu ardiente y discreto:
Él puede desenredar esta maraña.
“Aquellos, para los cuales la codicia y el odio
Junto con la ignorancia han sido expurgados,
Los arahants con las contaminaciones destruidas:
Para ellos la maraña está desenredada.
“Donde el nombre-y-forma,
Cesa por completo,
Y también la afección y la percepción de la forma:
Es allí donde la maraña se corta”.

Cuando se dijo esto, el brahmán Jata Bharadvaja dijo al Bienaventurado: “¡Excelente, maestro Gotama! ¡Excelente, maestro Gotama! El maestro Gotama esclareció el Dhamma de diferentes maneras, como si enderezara lo que estaba torcido, revelara lo que estaba oculto, mostrara el camino a los que estaban perdidos o sostuviera una lámpara en medio de la oscuridad, de manera tal que los de buena vista pudieran ver las formas. Ahora voy por refugio al maestro Gotama, al Dhamma y al Sangha de los bhikkhus. ¿Puedo recibir el renunciamiento bajo el maestro Gotama y recibir la plena ordenación?”.

Entonces el brahmán Jata Bharadvaja recibió el renunciamiento bajo el Bienaventurado y recibió la plena ordenación. Y pronto, no mucho después de su plena ordenación, morando en soledad, apartado, ardiente y resuelto, el Venerable Bharadvaja, al descubrirlo por sí mismo con el conocimiento directo, en esta presente vida entró y permaneció en aquella insuperable meta de la vida santa por la cual, correctamente, los hombres de clan renuncian a la vida hogareña y asumen el estilo de vida sin hogar. Y conoció esto directamente: “Destruido está el nacimiento, la vida santa ha sido vivida, lo que tenía que hacerse ha sido hecho y, he aquí, no hay más futuros estados de existencia”. Y el Venerable Bharadvaja llegó a ser uno de los arahants.

Imagen

ada123123
Citta, éstas son simples designaciones, el mundo de las expresiones, el mundo de las formas de hablar con las cuales el Tathagata se expresa pero sin asirse a ellas. Buda, DN 9 Potthapāda Sutta.
Avatar de Usuario
Ananda
Mensajes: 3938
Registrado: 22 Feb 2019 13:37
Tradición: Las Cuatro Nobles Verdades
Localización: 스페인

Re: Florilegio theravada - Lo que el Buda enseñó

Mensaje por Ananda »

SN 7,7 Suddhika Sutta

En Savatthi. Entonces el brahmán Suddhika Bharadvaja se acercó al Bienaventurado e intercambió con él cordiales saludos. Cuando concluyeron estas sus amables palabras de bienvenida y cordiales saludos, se sentó y recitó este verso en presencia del Bienaventurado:

“En el mundo ni siquiera el brahmán es purificado,
Aunque sea virtuoso y practique austeridades.
Alguien realizado en el conocimiento y la conducta es purificado,
No otros, la gente común”.

[El Bienaventurado:]

“A pesar de que uno murmure muchos cantos,
Uno no llega a ser un brahmán por medio del nacimiento,
Si uno está podrido por dentro y contaminado,
Apoyándose a sí mismo por medios fraudulentos.
“Pero sea uno khattiya, brahmán, vessa, sudda,
Candala o barrendero,
Si uno es enérgico y resuelto,
Siempre firme en su esfuerzo,
Uno alcanza la suprema pureza:
Conoce, oh brahmán, que esto es así”.

Cuando se dijo esto, el brahmán Suddhika Bharadvaja dijo al Bienaventurado: “¡Excelente, maestro Gotama! ¡Excelente, maestro Gotama! El maestro Gotama esclareció el Dhamma de diferentes maneras, como si enderezara lo que estaba torcido, revelara lo que estaba oculto, mostrara el camino a los que estaban perdidos o sostuviera una lámpara en medio de la oscuridad, de manera tal que los de buena vista pudieran ver las formas. Ahora voy por refugio al maestro Gotama, al Dhamma y al Sangha de los bhikkhus. ¿Puedo recibir el renunciamiento bajo el maestro Gotama y recibir la plena ordenación?”.

Entonces, el brahmán Suddhika Bharadvaja recibió el renunciamiento bajo el Bienaventurado y recibió la plena ordenación. Y pronto, no mucho después de su plena ordenación, morando en soledad, apartado, ardiente y resuelto, el Venerable Bharadvaja, al descubrirlo por sí mismo con el conocimiento directo, en esta presente vida entró y permaneció en aquella insuperable meta de la vida santa por la cual, correctamente, los hombres de clan renuncian a la vida hogareña y asumen el estilo de vida sin hogar. Y conoció esto directamente: “Destruido está el nacimiento, la vida santa ha sido vivida, lo que tenía que hacerse ha sido hecho y, he aquí, no hay más futuros estados de existencia”. Y el Venerable Bharadvaja llegó a ser uno de los arahants.

Imagen

ada123123
Citta, éstas son simples designaciones, el mundo de las expresiones, el mundo de las formas de hablar con las cuales el Tathagata se expresa pero sin asirse a ellas. Buda, DN 9 Potthapāda Sutta.
Avatar de Usuario
Ananda
Mensajes: 3938
Registrado: 22 Feb 2019 13:37
Tradición: Las Cuatro Nobles Verdades
Localización: 스페인

Re: Florilegio theravada - Lo que el Buda enseñó

Mensaje por Ananda »

SN 7,9 Sundarika Sutta

En una ocasión el Bienaventurado estaba morando entre los kosalans, en la orilla del río Sundarika. En esta ocasión, el brahmán Sundarika Bharadvaja estaba ofreciendo un sacrificio de fuego y realizando la oblación del fuego en la orilla del río Sandarika. Entonces, el brahmán Sundarika Bharadvaja, habiendo hecho el sacrificio del fuego y realizado la oblación del fuego, se levantó de su asiento y, examinando alrededor de los cuatro puntos cardinales, se preguntó: “¿Quién es digno de comer este pastel del sacrificio?”.

Entonces, el brahmán Sundarika Bharadvaja vio al Bienaventurado sentado al pie de un árbol, con su cabeza cubierta. Habiéndolo visto, tomó el pastel del sacrificio en su mano izquierda y el cántaro en su mano derecha y se acercó al Bienaventurado. Cuando el Bienaventurado escuchó el sonido de los pasos del brahmán descubrió su cabeza. Entonces el brahmán Sundarika Bharadvaja, pensando “este digno tiene cabeza rapada, este digno es un pelado”, quiso volver atrás, pero se le ocurrió esto: “Algunos brahmanes aquí también son cabezas rapadas; me acercaré a él e indagaré acerca de su nacimiento”.

Entonces, el brahmán Sundarika Bharadvaja se acercó al Bienaventurado y le dijo: “¿Cuál es el nacimiento del digno?”.

[El Bienaventurado:]

“No preguntes por el nacimiento, sino pregunta por la conducta:
El fuego, en realidad, se produce de cualquier madera.
Un sabio resuelto, aunque de baja familia,
Es alguien de pura raza, restringido por el sentido de la vergüenza
“El que sacrifica debe invocar a este:
Alguien amansado por la verdad, perfecto en el amansamiento.
Alguien que llegó al fin del conocimiento,
Que completó la vida santa.
Entonces hace oportuna oblación
A alguien que es digno de las ofrendas”.

[El brahmán Sundarika Bharadvaja]

“Ciertamente mi sacrificio está bien realizado,
Tal como lo he visto del maestro de conocimiento.
Porque no he visto a aquellos como tú,
Otra gente que coma el pastel del sacrificio.
“Que el maestro Gotama coma. Es digno de un brahmán”.

[El Bienaventurado:]

“La comida sobre la que se han cantado versos,
No está en condiciones para que la consuma.
Este, brahmán, no es el principio
Observado por aquellos que ven.
Los Iluminados rechazan semejante comida
Sobre la que se han cantado versos.
Como existe tal principio, brahmán,
Esta es su regla de conducta.
“Servir otra comida y bebida
A alguien que es consumado, al gran visionario,
Con las contaminaciones destruidas y el remordimiento calmado:
Este es el campo para alguien que busca el mérito”.

“Entonces, ¿el maestro Gotama debe ofrecer este pastel del sacrificio a alguien más?”.

“Yo no veo a nadie, brahmán, en este mundo con sus devas, Mara y Brahma, en esa generación con sus ascetas y brahmanes, sus devas y seres humanos, que podría comer y digerir apropiadamente este pastel del sacrificio, excepto el Tathagata o el discípulo del Tathagata. Por lo tanto, brahmán tira el pastel de sacrificio a algún lugar de escasa vegetación o deposítalo en el agua que no tenga seres vivos”.

Acto seguido, el brahmán Sundarika Bharadvaja depositó el pastel de sacrificio en el agua que no tuviera seres vivos. Cuando fue depositado en el agua, aquel pastel de sacrificio crepitó y silbó, con el vapor y humo que salía de él. Así como una rejilla de arado calentada todo el día crepita y silba, sacando vapor y humo cuando se la deposita en el agua, así también aquel pastel de sacrificio, cuando fue depositado en el agua, crepitó y silbó con el vapor y humo que salía de él.

Entonces el brahmán Sundarika Bharadvaja, conmocionado y aterrado, se acercó al Bienaventurado y se quedó a un lado. Entonces, el Bienaventurado se dirigió a él en verso:

“No me imagino, brahmán, cómo el hecho de encender la madera,
Este acto externo puede traer la purificación;
Los expertos dicen que la purificación no puede ser ganada
Por alguien que busca afuera.
“Habiendo abandonado el fuego hecho de madera,
Solo enciendo la luz interior, oh brahmán.
Siempre encendida, mi mente siempre está concentrada,
Soy un arahant que vive una vida santa.
“La presunción, oh brahmán, es tu carga en el hombro,
La ira, el humo, el habla falso, las cenizas;
La lengua es el cucharón, el corazón, el altar,
Y el bien amansado yo es la luz del hombre.
“El Dhamma es un lago con vados de virtud
—Límpido, elogiado por los buenos a los buenos—
Donde el conocimiento de los maestros va a bañarse,
Y con las extremidades secas, cruza a la orilla lejana.
“La verdad, el Dhamma, la restricción, la vida santa,
El logro del Brahma tiene fundamento en el medio:
Rinde homenaje, oh brahmán, a los rectos;
Yo llamo a aquella persona impelido por el Dhamma”.

Cuando se dijo esto, el brahmán Sundarika Bharadvaja dijo al Bienaventurado: “¡Excelente, maestro Gotama! ¡Excelente, maestro Gotama! El maestro Gotama esclareció el Dhamma de diferentes maneras, como si enderezara lo que estaba torcido, revelara lo que estaba oculto, mostrara el camino a los que estaban perdidos o sostuviera una lámpara en medio de la oscuridad, de manera tal que los de buena vista pudieran ver las formas. Ahora voy por refugio al maestro Gotama, al Dhamma y al Sangha de los bhikkhus. ¿Puedo recibir el renunciamiento bajo el maestro Gotama y recibir la plena ordenación?”.

Entonces, el brahmán Sundarika Bharadvaja recibió el renunciamiento bajo el Bienaventurado y recibió la plena ordenación. Y pronto, no mucho después de su plena ordenación, morando en soledad, apartado, ardiente y resuelto, el Venerable Sundarika Bharadvaja, al descubrirlo por sí mismo con el conocimiento directo, en esta presente vida entró y permaneció en aquella insuperable meta de la vida santa por la cual, correctamente, los hombres de clan renuncian a la vida hogareña y asumen el estilo de vida sin hogar. Y conoció esto directamente: “Destruido está el nacimiento, la vida santa ha sido vivida, lo que tenía que hacerse ha sido hecho y, he aquí, no hay más futuros estados de existencia”. Y el Venerable Sundarika Bharadvaja llegó a ser uno de los arahants.

Imagen

ada123123
Citta, éstas son simples designaciones, el mundo de las expresiones, el mundo de las formas de hablar con las cuales el Tathagata se expresa pero sin asirse a ellas. Buda, DN 9 Potthapāda Sutta.
Avatar de Usuario
Ananda
Mensajes: 3938
Registrado: 22 Feb 2019 13:37
Tradición: Las Cuatro Nobles Verdades
Localización: 스페인

Re: Florilegio theravada - Lo que el Buda enseñó

Mensaje por Ananda »

SN 7,10 Bahudhitara Sutta

En una ocasión el Bienaventurado estaba morando entre los kosalans, en un matorral del bosque. En esta ocasión, catorce bueyes pertenecientes a un cierto brahmán del clan Bharadvaja se habían perdido. Entonces el brahmán del de Bharadvaja, mientras buscaba aquellos bueyes, se fue al matorral del bosque en el cual estaba el Bienaventurado. Allí vio al Bienaventurado sentado con las piernas cruzadas, manteniendo el cuerpo recto, habiendo puesto su atención consciente delante de él. Habiéndolo visto, se acercó al Bienaventurado y recitó estos versos en presencia del Bienaventurado:

“Ciertamente este asceta no tiene
Los catorce bueyes.
Que no se han visto en los pasados seis días:
De ahí que este asceta es feliz.
“Ciertamente este asceta no tiene
Un campo de plantas de sésamo que se marchitan,
Algunas con una sola hoja y otras con dos:
De ahí que este asceta es feliz.
“Ciertamente este asceta no tiene
Ratas dentro de un granero vacío
Danzando alegremente alrededor:
De ahí que este asceta es feliz.
“Ciertamente este asceta no tiene
Una manta que por siete meses
Estaba cubierta con enjambres de bichos:
De ahí que este asceta es feliz.
“Ciertamente este asceta no tiene
Siete hijas dejadas a ser viudas,
Algunas con un hijo, otras con dos:
De ahí que este asceta es feliz.
“Ciertamente este asceta no tiene
Una mujer morena con la cara picada de viruela
Que lo despierta con una patada:
De ahí que este asceta es feliz.
“Ciertamente este asceta no tiene
Acreedores que le llaman a uno de madrugada,
Reprendiendo, ‘¡pague, pague!:
De ahí que este asceta es feliz”.

[El Bienaventurado:]

“Ciertamente no tengo
A los catorce bueyes.
Que no se han visto en los pasados seis días:
De ahí, brahmán, que soy feliz.
“Ciertamente no tengo
Un campo de plantas de sésamo que se marchitan,
Algunas con una sola hoja y otras con dos:
De ahí, brahmán, que soy feliz.
“Ciertamente no tengo
Ratas dentro de un granero vacío
Danzando alegremente alrededor:
De ahí, brahmán, que soy feliz.
“Ciertamente no tengo
Una manta que por siete meses
Estaba cubierta con enjambres de bichos:
De ahí, brahmán, que soy feliz.
“Ciertamente no tengo
Siete hijas dejadas a ser viudas,
Algunas con un hijo, otras con dos:
De ahí, brahmán, que soy feliz.
“Ciertamente no tengo
Una mujer morena con la cara picada de viruela
Que me despierta con una patada:
De ahí, brahmán, que soy feliz.
“Ciertamente no tengo
Acreedores que me llaman de madrugada,
Reprendiendo, ‘¡pague, pague!:
De ahí, brahmán, que soy feliz”.

Cuando se dijo esto, aquel brahmán del clan Bharadvaja dijo al Bienaventurado: “¡Excelente, maestro Gotama! ¡Excelente, maestro Gotama! El maestro Gotama esclareció el Dhamma de diferentes maneras, como si enderezara lo que estaba torcido, revelara lo que estaba oculto, mostrara el camino a los que estaban perdidos o sostuviera una lámpara en medio de la oscuridad, de manera tal que los de buena vista pudieran ver las formas. Ahora voy por refugio al maestro Gotama, al Dhamma y al Sangha de los bhikkhus. ¿Puedo recibir el renunciamiento bajo el maestro Gotama y recibir la plena ordenación?”

Entonces, aquel brahmán del clan Bharadvaja recibió el renunciamiento bajo el Bienaventurado y recibió la plena ordenación. Y pronto, no mucho después de su plena ordenación, morando en soledad, apartado, ardiente y resuelto, el Venerable Bharadvaja, al descubrirlo por sí mismo con el conocimiento directo, en esta presente vida entró y permaneció en aquella insuperable meta de la vida santa por la cual, correctamente, los hombres de clan renuncian a la vida hogareña y asumen el estilo de vida sin hogar. Y conoció esto directamente: “Destruido está el nacimiento, la vida santa ha sido vivida, lo que tenía que hacerse ha sido hecho y, he aquí, no hay más futuros estados de existencia”. Y el Venerable Bharadvaja llegó a ser uno de los arahants.

Imagen

ada123123
Citta, éstas son simples designaciones, el mundo de las expresiones, el mundo de las formas de hablar con las cuales el Tathagata se expresa pero sin asirse a ellas. Buda, DN 9 Potthapāda Sutta.
Avatar de Usuario
Ananda
Mensajes: 3938
Registrado: 22 Feb 2019 13:37
Tradición: Las Cuatro Nobles Verdades
Localización: 스페인

Re: Florilegio theravada - Lo que el Buda enseñó

Mensaje por Ananda »

SN 7,11 Kasibharadvaja Sutta

Esto he escuchado:

En una ocasión el Bienaventurado estaba morando entre los magadhans, en Dakkhinagiri, cerca de una villa de los brahmanes de nombre Ekanala. En esta ocasión el brahmán Kasi Bharadvaja, Bharadvaja el Labrador, tenía quinientos arados sujetos a sus yugos en la época de la siembra. Entonces, por la mañana temprano, el Bienaventurado se vistió, tomó su cuenco y hábito exterior, y fue al lugar donde trabajaba el brahmán Kasi Bharadvaja.

En aquella ocasión, tuvo lugar la distribución de la comida por parte del brahmán Kasi Bharadvaja. Entonces, el Bienaventurado se acercó al lugar de la distribución y se quedó a un lado. Y el brahmán Kasi Bharadvaja, viéndo al Bienaventurado esperando a un lado por la comida de las limosnas, le dijo:

“Asceta, yo aré y sembré, y al haber arado y sembrado, como. Tú también, asceta, deberías arar y sembrar; entonces, cuando ares y siembres, comerás”.

“Yo también aro y siembro, brahmán, y al haber arado y sembrado, como”.

“Pero nosotros no hemos visto el arado ni yugo del maestro Gotama; tampoco la reja de arado, la aguijada ni los bueyes; y aún así el maestro Gotama afirma: ‘Yo también aro y siembro, brahmán, y al haber arado y sembrado, como”.

Entonces el brahmán Kasi Bharadvaja se dirigió al Bienaventurado en verso:

“Tú reivindicas ser un hombre que trabaja arando,
Pero yo no vi tu arado.
Si eres un labrador, respóndeme:
¿Cómo debo entender tu arado?”.

[El Bienaventurado:]

“La fe es la semilla, austeridad, la lluvia,
La sabiduría, mi yugo y arado;
La vergüenza es la estaca, la mente, la cuerda del yugo,
La atención consciente es mi arado y aguijada.
“Resguardado en el cuerpo, resguardado en el habla,
Controlando mi apetito por la comida,
Uso la verdad como mi gancho escarda,
Y la gentileza como mi desacople.
“La energía es mi mejor carga,
Que me lleva a la seguridad de la esclavitud.
La misma va por delante sin detenerse,
Adonde, habiendo llegado, uno no sufre más.
“De esta manera se hace mi arado,
Que tiene como fruto lo Inmortal.
Habiendo concluido este trabajo de arar,
Uno queda liberado de toda la insatisfacción”.

“Que el maestro Gotama coma. Es digno de un brahmán”.

[El Bienaventurado:]

“La comida sobre la que se han cantado versos,
No está en condiciones para que la consuma.
Este, brahmán, no es el principio
Observado por aquellos que ven.
Los Iluminados rechazan semejante comida
Sobre la que se han cantado versos.
Como existe tal principio, brahmán,
Esta es su regla de conducta.
“Servir otra comida y bebida
A alguien que es consumado, al gran visionario,
Con las contaminaciones destruidas y el remordimiento calmado:
Este es el campo para alguien que busca el mérito”.

Cuando se dijo esto, el brahmán Kasi Bharadvaja dijo al Bienaventurado:

“¡Excelente, maestro Gotama! ¡Excelente, maestro Gotama! El maestro Gotama esclareció el Dhamma de diferentes maneras, como si enderezara lo que estaba torcido, revelara lo que estaba oculto, mostrara el camino a los que estaban perdidos o sostuviera una lámpara en medio de la oscuridad, de manera tal que los de buena vista pudieran ver las formas. Ahora voy por refugio al maestro Gotama, al Dhamma y al Sangha de los bhikkhus. Que el maestro Gotama me considere como su seguidor laico a partir de ahora, que ha ido por refugio de por vida”.
► Mostrar Spoiler
Imagen

ada123123
Citta, éstas son simples designaciones, el mundo de las expresiones, el mundo de las formas de hablar con las cuales el Tathagata se expresa pero sin asirse a ellas. Buda, DN 9 Potthapāda Sutta.
Avatar de Usuario
Upasaka
Mensajes: 2208
Registrado: 12 Nov 2020 20:23
Tradición: T. F. S. Thai /Therāvada

Re: Florilegio theravada - Lo que el Buda enseñó

Mensaje por Upasaka »

Ananda escribió: 05 Abr 2024 20:53 SN 7,11 Kasibharadvaja Sutta
(...)

¿Cómo debo entender tu arado?”.

[El Bienaventurado:]

“La fe es la semilla, austeridad, la lluvia,
La sabiduría, mi yugo y arado;
La vergüenza es la estaca, la mente, la cuerda del yugo,
La atención consciente es mi arado y aguijada.
“Resguardado en el cuerpo, resguardado en el habla,
Controlando mi apetito por la comida,
Uso la verdad como mi gancho escarda,
Y la gentileza como mi desacople.
“La energía es mi mejor carga,
Que me lleva a la seguridad de la esclavitud.
La misma va por delante sin detenerse,
Adonde, habiendo llegado, uno no sufre más.
“De esta manera se hace mi arado,
Que tiene como fruto lo Inmortal.
Habiendo concluido este trabajo de arar,
Uno queda liberado de toda la insatisfacción”.
(...)
Ananda escribió: 05 Abr 2024 20:53 SN 7,12 Udaya Sutta
(...)

[El Bienaventurado:]

“Una y otra vez, siembran la semilla;
Una y otra vez los devas del cielo mandan la lluvia;
Una y otra vez el labrador trabaja el campo;
Una y otra vez el grano llega a su reino.
“Una y otra vez el mendigo pide limosna;
Una y otra vez los donadores la ofrecen;
Cuando los donadores ofrendan una y otra vez,
Una y otra vez van al cielo.
“Una y otra vez la lechería del pueblo extrae la leche;
Una y otra vez el becerro va junto a su madre;
Una y otra vez uno se cansa y tiembla;
Una y otra vez el idiota entra en el vientre;
Una y otra vez uno nace y muere;
Una y otra vez le llevan a uno al cementerio.
(...)

ada123123
Excelentes.
Gracias y mettā, amigo.
..."permaneced con vosotros mismos como una isla, con vosotros mismos como refugio; con el Dhamma como una isla, con el Dhamma como refugio, sin tener otro refugio".SN 22.43 Attadīpa Sutta.
Avatar de Usuario
Ananda
Mensajes: 3938
Registrado: 22 Feb 2019 13:37
Tradición: Las Cuatro Nobles Verdades
Localización: 스페인

Re: Florilegio theravada - Lo que el Buda enseñó

Mensaje por Ananda »

SN 7,17 Navakammika Sutta

En una ocasión el Bienaventurado estaba morando entre los kosalans, en un cierto matorral del bosque. En aquella ocasión, el brahmán Navakammika Bharadvaja se encontraba haciendo un trabajo en aquel matorral del bosque. Entonces, el brahmán Navakammika Bharadvaja vio al Bienaventurado sentado al pie de un árbol sala con sus piernas cruzadas, manteniendo su cuerpo erecto y habiendo puesto su atención consciente enfrente. Habiéndolo visto, pensó así: “Yo tomo deleite consiguiendo un trabajo para hacer en este matorral del bosque. ¿Qué deleite consigue este asceta Gotama aquí?”.

Acto seguido el brahmán Navakammika Bharadvaja se acercó al Bienaventurado y se dirigió a él en verso:

“¿A qué clase de trabajo te dedicas
Aquí en el bosque sala, bhikkhu?
¿En razón de qué encuentras el deleite
Sólo en el bosque, Gotama?”.

[El Bienaventurado:]

“No hay nada en el bosque que necesite hacer;
Cortadas las raíces, mi bosque se secó.
Sin madera ni dardos, con el descontento desecho,
Encuentro el deleite en la soledad del bosque”.

Cuando se dijo esto, el brahmán Navakammika Bharadvaja dijo al Bienaventurado:

“¡Excelente, maestro Gotama! ¡Excelente, maestro Gotama! El maestro Gotama esclareció el Dhamma de diferentes maneras, como si enderezara lo que estaba torcido, revelara lo que estaba oculto, mostrara el camino a los que estaban perdidos o sostuviera una lámpara en medio de la oscuridad, de manera tal que los de buena vista pudieran ver las formas. Ahora voy por refugio al maestro Gotama, al Dhamma y al Sangha de los bhikkhus. Que el maestro Gotama me considere como su seguidor laico a partir de ahora, que ha ido por refugio de por vida”.
► Mostrar Spoiler
Imagen

ada123123
Citta, éstas son simples designaciones, el mundo de las expresiones, el mundo de las formas de hablar con las cuales el Tathagata se expresa pero sin asirse a ellas. Buda, DN 9 Potthapāda Sutta.
Avatar de Usuario
Ananda
Mensajes: 3938
Registrado: 22 Feb 2019 13:37
Tradición: Las Cuatro Nobles Verdades
Localización: 스페인

Re: Florilegio theravada - Lo que el Buda enseñó

Mensaje por Ananda »

SN 7,19 Matuposaka Sutta

En Savatthi. Entonces un brahmán que ayudaba a su madre se acercó al Bienaventurado e intercambió con él cordiales saludos… y le dijo: “Maestro Gotama, yo busco la comida de las limosnas rectamente y ayudo a mi madre y mi padre. Haciendo esto, ¿estoy cumpliendo con mi deber?”.

“Ciertamente, brahmán, haciendo esto, estás cumpliendo con tu deber. Alguien que busca la comida de las limosnas rectamente y ayuda a su madre y su padre genera mucho mérito.

“Cuando el mortal rectamente ayuda a sus padres,
Por el servicio que les ofrece,
El sabio lo alaba aquí y en este mundo
Y después de la muerte se regocija en el cielo”.

Cuando se dijo esto, el brahmán que ayudaba a su madre dijo al Bienaventurado:

“¡Excelente, maestro Gotama! ¡Excelente, maestro Gotama! El maestro Gotama esclareció el Dhamma de diferentes maneras, como si enderezara lo que estaba torcido, revelara lo que estaba oculto, mostrara el camino a los que estaban perdidos o sostuviera una lámpara en medio de la oscuridad, de manera tal que los de buena vista pudieran ver las formas. Ahora voy por refugio al maestro Gotama, al Dhamma y al Sangha de los bhikkhus. Que el maestro Gotama me considere como su seguidor laico a partir de ahora, que ha ido por refugio de por vida”.

Imagen

ada123123
Citta, éstas son simples designaciones, el mundo de las expresiones, el mundo de las formas de hablar con las cuales el Tathagata se expresa pero sin asirse a ellas. Buda, DN 9 Potthapāda Sutta.
Avatar de Usuario
Ananda
Mensajes: 3938
Registrado: 22 Feb 2019 13:37
Tradición: Las Cuatro Nobles Verdades
Localización: 스페인

Re: Florilegio theravada - Lo que el Buda enseñó

Mensaje por Ananda »

SN 7,21 Sangarava Sutta

En Savatthi. En esta ocasión un brahmán de nombre Sangarava estaba residiendo en Savatthi. Él era un practicante de purificación en el agua, alguien que creía en la purificación en el agua, que moraba con devoción a la inmersión de sí mismo en el agua al amanecer y al anochecer.

Entonces, de mañana temprano, el Venerable Ananda se vistió, tomó su cuenco y hábito exterior, y entró a Savatthi por la comida de las limosnas. Habiendo recorrido en búsqueda de la comida de las limosnas en Savatthi, cuando retornó de esa su habitual ronda y comió, se acercó al Bienaventurado, le rindió homenaje, se sentó a un lado y le dijo: “He aquí, Venerable Señor, un brahmán de nombre Sangarava está residiendo en Savatthi. Él es un practicante de purificación en el agua, alguien que cree en la purificación en el agua, que mora con devoción a la inmersión de sí mismo en el agua al amanecer y al anochecer. Sería bueno, Venerable Señor, que el Bienaventurado se acercara a la residencia del brahmán Sangavara por compasión”. Y el Bienaventurado consintió en silencio.

Entonces, de mañana temprano, el Bienaventurado se vistió, tomó su cuenco y hábito exterior, y se acercó a la residencia del brahmán Sangarava, donde se sentó en el asiento que estaba preparado para él. Acto seguido, el brahmán Sangarava se acercó al Bienaventurado e intercambió con él cordiales saludos, después de lo cual, se sentó a un lado. Y el Bienaventurado le dijo: “¿Es verdad, brahmán, que eres un practicante de la purificación en el agua, alguien que cree en la purificación en el agua, que mora con devoción a la inmersión de sí mismo en el agua al amanecer y al anochecer?”.

“Sí, maestro Gotama”.

“¿Lo consideras beneficioso para ti, brahmán?”.

“He aquí, maestro Gotama, cualquier mala acción que hago durante el día, la limpio mediante el baño del anochecer. Y cualquier mala acción que hago durante la noche, la limpio mediante el baño del amanecer”.

[El Bienaventurado:]

“El Dhamma, brahmán, es un lago con vados de virtud
—Un lago limpio alabado por los buenos—
Donde los maestros de conocimiento van a bañarse,
Y, con extremidades secas, cruzan a la orilla lejana”.

Cuando se dijo esto, el brahmán Sangarava dijo al Bienaventurado:

“¡Excelente, maestro Gotama! ¡Excelente, maestro Gotama! El maestro Gotama esclareció el Dhamma de diferentes maneras, como si enderezara lo que estaba torcido, revelara lo que estaba oculto, mostrara el camino a los que estaban perdidos o sostuviera una lámpara en medio de la oscuridad, de manera tal que los de buena vista pudieran ver las formas. Ahora voy por refugio al maestro Gotama, al Dhamma y al Sangha de los bhikkhus. Que el maestro Gotama me considere como su seguidor laico a partir de ahora, que ha ido por refugio de por vida”.

Imagen

ada123123
Citta, éstas son simples designaciones, el mundo de las expresiones, el mundo de las formas de hablar con las cuales el Tathagata se expresa pero sin asirse a ellas. Buda, DN 9 Potthapāda Sutta.
Responder